El remate - Irregularidades en el procedimiento - Convenciones y acuerdos
LEYES
  20 40 60 80
1 21 41 61 81
2 22 42 62 82
3 23 43 63 83
4 24 44 64 84
5 25 45 65 85
6 26 46 66 86
7 27 47 67 87
8 28 48 68 88
9 29 49 69 89
10 30 50 70 90
11 31 51 71 91
12 32 52 72 92
13 33 53 73 93
14 34 54 74  
15 35 55 75  
16 36 56 76  
17 37 57 77  
18 38 58 78  
19 39 59 79  
Prefacio, WBF
Prefacio, FVB
Introducción
Definiciones
Contenido
Leyes vigentes - pdf

LEY 40

Entendimientos entre compañeros

A.  Acuerdos sistémicos de los jugadores

 
1. a. El entendimiento de la pareja en cuanto a los métodos adoptados por ellos puede provenir, explícitamente, de discusiones previas o, implícitamente, a través de experiencias mutuas o el conocimiento que un jugador tiene acerca de su compañero.
  b. Cada pareja tiene el deber de poner a disposición de los oponentes sus entendimientos antes de empezar a jugar contra ellos. La Autoridad Reguladora especifica de qué manera debe hacerse.
2. La información transmitida al compañero mediante tales entendimientos tiene que surgir de los cantos, jugadas y condiciones de la mano en curso. Los jugadores tienen derecho a tomar en cuenta el remate legal y, salvo que estas Leyes excluyan alguna, las cartas que han visto. También pueden utilizar toda información que estas Leyes especifiquen como autorizada. (Ver Ley 73C.)
3. Un jugador puede efectuar cualquier canto o jugada, sin anuncio previo, siempre que este canto o jugada no esté basado en un acuerdo encubierto de la pareja (ver Ley 40C1).

B.  Entendimientos especiales de la pareja

 
1. a. A su discreción, la Autoridad Reguladora puede designar ciertos acuerdos entre compañeros como "entendimientos especiales entre compañeros". Un entendimiento especial entre compañeros es aquél cuyo significado, en opinión de la Autoridad Reguladora, puede no ser fácilmente entendido o anticipado por un número significativo de los jugadores que participan en el torneo.
  b. Sea explícito o implícito, un acuerdo entre compañeros es un entendimiento de la pareja. Salvo que la Autoridad Reguladora decida otra cosa, las convenciones se incluyen entre los acuerdos y tratamientos que constituyen entendimientos especiales de la pareja, así como cualquier canto que tenga un significado artificial.
2. a. La Autoridad Reguladora está facultada sin restricciones para permitir, prohibir o permitir condicionalmente, cualquier entendimiento especial entre compañeros. Puede ordenar el uso de una Tarjeta de Sistema, con o sin hojas suplementarias, que refleje los acuerdos entre compañeros y puede regular su uso. La Autoridad Reguladora puede especificar los procedimientos para alertar y/u otras formas para describir los métodos de la pareja. Puede modificar la restricción general de que el significado de un canto o jugada no debiera cambiar en función del miembro de la pareja que lo efectúe (una regulación en este sentido no tiene que restringir el estilo o el criterio, sólo el método).
  b. A menos que la Autoridad Reguladora disponga otra cosa, un jugador no puede consultar su propia tarjeta de sistema una vez iniciado el período de remate y hasta tanto no finalice el carteo. Como excepción, los jugadores del bando declarante (únicamente) pueden consultar su propia tarjeta de sistema durante el Período de Aclaraciones.
  c. A menos que la Autoridad Reguladora disponga otra cosa, un jugador puede consultar la tarjeta de sistema de su oponente
    i antes del inicio del remate,
    ii durante el Período de Aclaraciones y
    iii durante el remate y durante el carteo pero sólo en su turno de rematar o jugar.
  d. La Autoridad Reguladora puede restringir el uso de psíquicas de cantos artificiales.
3. La Autoridad Reguladora puede prohibir el uso de acuerdos preestablecidos en una pareja para cambiar sus entendimientos durante el remate o carteo, después de una pregunta, una respuesta a una pregunta o después de una irregularidad.
4. Si un bando resulta perjudicado porque sus oponentes no han revelado el significado de un canto o jugada, tal y como lo exigen estas Leyes, dicho bando tiene derecho a una rectificación mediante la asignación de una puntuación ajustada.
5. Si un bando resulta perjudicado porque un oponente ha utilizado un entendimiento especial entre compañeros que no obedece las regulaciones que gobiernan el torneo, la puntuación debe ser ajustada. El bando infractor de tales regulaciones puede quedar sujeto a una penalidad de procedimiento.
6. a. En respuesta a la pregunta de un oponente, al explicar el significado de un canto o jugada del compañero (ver Ley 20) un jugador debe revelar toda información especial transmitida a él a través de los acuerdos de pareja o por experiencia de la pareja pero no necesita revelar inferencias generadas por su conocimiento y experiencia de asuntos generalmente conocidos por los jugadores de Bridge.
  b. Si la falta de información en una explicación es crucial para que un oponente elija una acción y, como consecuencia de ello, dicho oponente resulta perjudicado, el Director ajustará la puntuación.

C.  Desviaciones del sistema y acciones psíquicas

 
1. Un jugador puede desviarse de los entendimientos anunciados por su bando siempre y cuando su compañero no tenga más motivos que los oponentes para sospechar dicha desviación. Las desviaciones repetitivas conducen a acuerdos implícitos que se integran a los métodos de la pareja y tienen que ser reveladas, conforme a las regulaciones que rigen la revelación del sistema. Si el Director considera que existe algún conocimiento no revelado que ha perjudicado a los oponentes, debe ajustar la puntuación y puede aplicar una penalidad de procedimiento.
2. Exceptuando el caso citado arriba, ningún jugador tiene obligación alguna de revelar a los oponentes que se ha desviado de sus métodos anunciados.
3. a. A menos que la Autoridad Reguladora lo permita, durante los períodos de remate y carteo los jugadores no pueden utilizar ayudas para su memoria, cálculo o técnica.
  b. Violaciones repetitivas de la obligación de revelar los entendimientos de la pareja pueden ser penalizadas.
 
    Ley 40