El carteo - Carta penalizada
LEYES
  20 40 60 80
1 21 41 61 81
2 22 42 62 82
3 23 43 63 83
4 24 44 64 84
5 25 45 65 85
6 26 46 66 86
7 27 47 67 87
8 28 48 68 88
9 29 49 69 89
10 30 50 70 90
11 31 51 71 91
12 32 52 72 92
13 33 53 73 93
14 34 54 74  
15 35 55 75  
16 36 56 76  
17 37 57 77  
18 38 58 78  
19 39 59 79  
Prefacio, WBF
Prefacio, FVB
Introducción
Definiciones
Contenido
Leyes vigentes - pdf

LEY 51

Dos o más cartas penalizadas

A.  Turno del infractor

Si es el turno de juego de un defensor que tiene dos o más cartas penalizadas que pueden ser jugadas legalmente, el declarante designa cuál se juega en ese turno.

B.  Salida del compañero del infractor

 
1. a. Si un defensor tiene dos o más cartas penalizadas en un mismo palo y el declarante obliga* al compañero de tal defensor a salir de ese palo, las cartas penalizadas de dicho palo dejan de serlo y se recogen; el defensor puede efectuar cualquier jugada legal en esta baza.
  b. Si un defensor tiene dos o más cartas penalizadas en un mismo palo y el declarante prohíbe* al compañero de tal defensor salir de ese palo, las cartas penalizadas de dicho palo dejan de serlo y se recogen. El defensor puede efectuar cualquier jugada legal en esta baza. La prohibición continúa hasta que el jugador pierda la salida.
2. a. Si un defensor tiene cartas penalizadas en más de un palo (ver Ley 50D2(a)) y es el turno de salida de su compañero, el declarante puede obligar* al compañero del defensor a salir de alguno de los palos en los que el defensor tiene alguna carta penalizada (pero entonces B1(a) aplica).
  b. Si un defensor tiene cartas penalizadas en más de un palo y es el turno de salida de su compañero, el declarante puede prohibir* al compañero del defensor que salga de uno o más de dichos palos. En este caso el defensor recoge las cartas penalizadas en cada uno de los palos prohibidos y hace cualquier jugada legal en esta baza. La prohibición continúa hasta que el jugador pierda la salida.

* Si el jugador no puede salir tal y como lo requiere el declarante ver Ley 59.

 
    Ley 51