El carteo - Salidas y jugadas irregulares - El renuncio
LEYES
  20 40 60 80
1 21 41 61 81
2 22 42 62 82
3 23 43 63 83
4 24 44 64 84
5 25 45 65 85
6 26 46 66 86
7 27 47 67 87
8 28 48 68 88
9 29 49 69 89
10 30 50 70 90
11 31 51 71 91
12 32 52 72 92
13 33 53 73 93
14 34 54 74  
15 35 55 75  
16 36 56 76  
17 37 57 77  
18 38 58 78  
19 39 59 79  
Prefacio, WBF
Prefacio, FVB
Introducción
Definiciones
Contenido
Leyes vigentes - pdf

LEY 62

Corrección de un renuncio

A.  El renuncio tiene que ser corregido

Un jugador tiene que corregir su renuncio si se da cuenta de la irregularidad antes de que quede establecido.

B.  Corrección del renuncio

Para corregir un renuncio el infractor retira la carta jugada y la sustituye por una carta legal.

  1. Una carta así retirada se convierte en carta penalizada mayor (Ley 50) si se ha jugado de la mano aún oculta de un defensor.
  2. La carta puede ser sustituida sin rectificación adicional si fue jugada de la mano del declarante (sujeto a la Ley 43B2(b)) o del muerto, o si era una carta descubierta de un defensor.

C.  Cartas jugadas a continuación del renuncio

  1. Cada miembro del bando inocente puede recoger y devolver a su mano cualquier carta que haya jugado después del renuncio pero antes de que se haya llamado la atención sobre el mismo (ver Ley 16D).
  2. Después de que un jugador inocente retira una carta, el jugador del bando ofensor que le sigue en la rotación puede retirar su carta jugada la cual se convierte en una carta penalizada si es de un defensor, y ver Ley 16D.
  3. La denuncia de un renuncio no garantiza automáticamente la inspección de bazas ya jugadas (ver Ley 66C).

D.  Renuncio en la duodécima baza

  1. Un renuncio en la duodécima baza tiene que ser corregido, incluso si ha sido establecido, si se descubre antes de que todas las manos se hayan devuelto a la tablilla.
  2. Cuando el renuncio de un defensor ocurre en la duodécima baza antes del turno de su compañero de jugar en esta baza, si el compañero del infractor tiene cartas en dos palos no puede elegir jugar una que pudiera posiblemente haber sido sugerida al ver la carta de renuncio.
 
    Ley 62