Apelaciones
LEYES
  20 40 60 80
1 21 41 61 81
2 22 42 62 82
3 23 43 63 83
4 24 44 64 84
5 25 45 65 85
6 26 46 66 86
7 27 47 67 87
8 28 48 68 88
9 29 49 69 89
10 30 50 70 90
11 31 51 71 91
12 32 52 72 92
13 33 53 73 93
14 34 54 74  
15 35 55 75  
16 36 56 76  
17 37 57 77  
18 38 58 78  
19 39 59 79  
Prefacio, WBF
Prefacio, FVB
Introducción
Definiciones
Contenido
Leyes vigentes - pdf

LEY 93

Procedimientos de una apelación

A.  No hay Comité de Apelaciones

El Director a cargo debe oír y resolver todas las apelaciones cuando no hay Comité de Apelaciones (o algún mecanismo alternativo según la Ley 80B2(k)), o cuando éste no pueda actuar sin perturbar el desarrollo normal del torneo.

B.  Hay disponible un Comité de Apelaciones

Si hay disponible un Comité,

  1. El Director a cargo deberá oír la apelación y pronunciarse únicamente sobre los aspectos de la misma relacionados con las Leyes o regulaciones. Su decisión puede ser apelada ante el Comité.
  2. El Director a cargo debe remitir todas las demás apelaciones al Comité para su arbitraje.
  3. Durante el arbitraje de apelaciones el Comité puede ejercer todos los poderes otorgados por estas Leyes al Director, salvo que el Comité no puede anular el fallo del Director en cuestiones de Ley o regulación, o en ejercicio de las facultades disciplinarias que le otorga la Ley 91. (El Comité puede recomendar al Director que modifique su decisión).

C.  Posibilidades adicionales de apelación

 
1. La Autoridad Reguladora puede establecer procedimientos para llevar más lejos una apelación, una vez agotados los procedimientos antes expuestos. Si la insistencia en continuar con la apelación es considerada carente de mérito, puede estar sujeta a sanción impuesta por la regulación.
2. El Director a cargo o el Comité de Apelaciones pueden remitir el asunto para su posterior consideración por la Autoridad Reguladora. La Autoridad Reguladora tiene potestad para resolver finalmente cualquier asunto.
3. a. No obstante lo dispuesto en 1 y 2, si la Autoridad Reguladora lo considera crucial para el desarrollo del torneo, puede asignar la responsabilidad definitiva sobre cualquier apelación al Comité de Apelaciones del torneo. En este caso la decisión del Comité es definitiva y obliga a todas las partes.
  b.

Previa notificación a los participantes, la Autoridad Reguladora puede autorizar la omisión o modificación de las etapas del proceso de apelación descritas en estas Leyes* en el sentido que desee.

* La Autoridad Reguladora es responsable por el cumplimiento de cualquier ley nacional que pueda afectar su actuación.

 
    Ley 93